domingo, 12 de junio de 2016

PALACIO REAL DE ARANJUEZ - MADRID


Hace poco recibí un correo de Salix, en el que me decía: Paca, hoy te propongo una escapada a Aranjuez, que a muchos, lo primero que nos recuerda es al maestro Rodrigo y su sonata. Sin madrugar mucho desde Atocha se llega pronto a su estación excesiva y solitaria. Lo mejor es tomarse un cafetito con churros o algo similar en su bar.

Reloj de la Estación



  No hace falta coger el autobús al centro, ya que llegar al palacio son apenas 10 minutos de caminata, por un sendero precioso al margen de la carretera semidesierta, donde las hojas del otoño dejan su huella.


    Y aparece el palacio. Grande, bello, equilibrado, sorprendente, un Versailles en la meseta con sus dimensiones desbordantes. 

Palacio Real de Aranjuez

Aranjuez fue declarada por la Unesco en diciembre de 2001 Patrimonio de la Humanidad. Esta declaración recoge la labor de las distintas generaciones de reyes que residieron en esta villa y que la convirtieron en lo que es actualmente.
Fue bajo el reinado de Felipe II y muy especialmente con los Borbones cuando comenzó a dibujarse  el paisaje de Aranjuez como lo conocemos hoy día, con sus canalizaciones para el regadío, el trazado de sus avenidas, jardines y plazas. Los monarcas decidieron trasladar la corte a esta villa  durante todas las primaveras y hasta el año 1890.
El gusto por la música, los paseos en falúa por el río Tajo y la caza abundante se convirtió en entretenimiento común de los reyes, en una villa que gozaba entonces y ahora de unas condiciones excepcionales para el entretenimiento y el descanso.


Exterior del Palacio

Interior del Palacio 

Me comenta que en dentro del palacio no está permitido hacer fotos......pero se le escapó ésta.


Aranjuez fue declarada por la Unesco en diciembre de 2001 Patrimonio de la Humanidad. Esta declaración recoge la labor de las distintas generaciones de reyes que residieron en esta villa y que la convirtieron en lo que es actualmente.
Fue bajo el reinado de Felipe II y muy especialmente con los Borbones cuando comenzó a dibujarse  el paisaje de Aranjuez como lo conocemos hoy día, con sus canalizaciones para el regadío, el trazado de sus avenidas, jardines y plazas. Los monarcas decidieron trasladar la corte a esta villa  durante todas las primaveras y hasta el año 1890.
El gusto por la música, los paseos en falúa por el río Tajo y la caza abundante se convirtió en entretenimiento común de los reyes, en una villa que gozaba entonces y ahora de unas condiciones excepcionales para el entretenimiento y el descanso.

Soportales 


Soportales, vistos desde otro ángulo 



    Al salir es una gozada pasearse por los jardines y sus fuentes, por las riberas del Tajo, por sus rincones adornados de esculturas. Pero se ha hecho     la hora de comer. La oferta es abundante y honesta. Y las expectativas de los carteles buscando clientela no defraudan.

Detalle de la fuente

Fuente

Picaporte

   Después del café, qué menos que buscar sus rincones, sus corralas, y los viejos picaportes testigos de un tiempo pasado y... un 13 guapo para el blog de nuestra amiga Paca, en esta miniciudad ordenada, de grandes avenidas,  que se antoja buena para vivir tranquilo, con las ventajas del     cerca,  y también las del fuera, de la gran metrópoli.


    El sol  de media tarde ilumina galerías sin fin… y sin personas. Y  por el mismo camino de hojas caídas nos dirigimos a la estación para ser devorados de nuevo en apenas cuarenta minutos por la gran ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada