lunes, 13 de junio de 2016

OBÉCURI - CONDADO DE TREVIÑO, Burgos



Por la A-126, que más tarde se convierte en la CL-127 llegamos a Obécuri, el pueblo más septentrional del Condado de Treviño 


En realidad, Obécuri está considerada como una pedanía y, como podréis apreciar, se encuentra en un entorno natural, que nada tiene que ver con el resto del condado. Aquí abundan los bosques de hayas.    


Hay datos que aseguran que en 1193 ya existía la pedanía. Su hijo ilustre fue el presbítero Martín Fernandez que viajó a América, y regresó a su pueblo con muchas riquezas, que mayormente destinó a obras religiosas. Y en la construcción de su vivienda, que posiblemente sea ésta. 

Escudo de armas con fecha de finales del año 1700





Parroquia de San Juan Bautista, la mayor parte es del S. XIII, aunque a sufrido alguna reforma, con el paso de los años. 

Quedé muy sorprendida al ver su la puerta de acceso, se ve como cortada, y eso es debido a que en el siglo XIV se le añadió una torre militar

Una peculiaridad de esta iglesia es que en su interior hay dos imágenes, una dedicada a San Juan Bautista, y la otra a Santo Tomás, a esta última se le han puesto las llaves y por ello se venera a San Pedro.  

Torre Militar

Realmente no se sabe el por qué de esta construcción, hay quien cree que se construyó como defensa y para proteger y dominar el camino hacia Bernedo. 

Calle de Obécuri



Obécuri está situado a orillas de un arroyo afluente del río Ega

Ermita 

No muy lejos del pueblo se encuentra esta ermita barroca dedicada al culto de San Victor, sus vecinos tienen mucha devoción a este Santo. De hecho en la iglesia se conserva una imagen gótica en la que destaca la sonrisa forzada.

Fue manda a construir por Martín Fernández, tiene un curioso pórtico, y en la fachada nos cuenta que él peregrinó por el nuevo mundo venciendo dificultades innumerables.

También tienen con un humilladero renacentista del Santo Cristo, que como su nombre indica es un lugar en donde el fiel se arrodilla ante una imagen "humillándose" 

  

´
Allí descubrí esta moto, de las de antaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario