jueves, 23 de junio de 2016

ATECA - ZARAGOZA

Hoy os hablaré de Ateca, pueblo aragonés que se encuentra a 100 kilómetros de su capital Zaragoza.Y no lo hago porque fuésemos allí después de visitar Zaragoza. No, este pueblo lo conozco muy bien, ya que allí nació mi marido, y la mayor parte de toda su familia.

Antes de hablaros del pueblo os comentaré una curiosidad que para mi es bastante importante y que no consta como una de las informaciones del pueblo, y es, que allí el apellido Júdez es muy popular, o por lo menos lo era en la generación de mis suegros.

Este apellido no es muy común, ya sabéis que he vivido en varios sitios, y nunca he coincidido con nadie que lo tenga, ni en los colegios de mis hijos ha habido otro niño que lo tuviese. Pero si he tenido que hacer algún papeleo para mis hijos, nada más que han visto el apellido me han dicho, "Júdez, mi vecino, o fulanito, también se llama Júdez, es de un pueblo de Zaragoza" y yo siempre digo "¿no será de Ateca?" Y la respuesta siempre ha sido si. Hasta en Perú conocí a unos catalanes que su vecina se llamaba Carmen Júdez y era de Ateca.

Y no sólo eso, habían tantos con ese apellido, que sus descendientes se llaman Júdez Júdez, eso les ha pasado a algunos  primos de mi marido. Pero desafortunadamente, en Ateca también está sucediendo lo mismo que sucede en muchos otros pueblos y ciudades de España, en los que la mayoría de jóvenes no se quedan a vivir allí y se van a las grandes ciudades y, debido a eso, esta tradición también se está perdiendo.
Una cosa más, si veis por España una flota de camiones que llevan rotulado el nombre de Júdez, sepáis que también son de Ateca.


Ateca
Bueno, ahora ya toca hablar de Ateca como pueblo. Ateca ha sido muy importante, allí habían alfareros, que se dedicaban a la elaboración de uno de los botijos más complicados que se fabrican en España, se les conoce como "Botijos de Torre". 

En el siglo XIX habían tiendas en las que se vendía de todo. Ya en el año 1842 se le concedió una feria anual, donde se reunían gentes de muchos sitios a vender sus productos. 

Pero todo eso ya no sucede en el pueblo de mi marido, y desde que quitaron la carretera nacional que pasaba por el mismo centro del pueblo menos, (no veáis la de camiones y coches que por allí pasaban). Aunque creo que eso a muchos de los atecanos no les ha importado, ya que ahora viven más tranquilos, y se puede pasear tranquilamente. Pero eso ha hecho que menos gente pare en el pueblo, y que algunos comercios hayan ido desapareciendo. 

Otra vista del pueblo
Ateca está situada en la comarca de Calatayud, y es el segundo núcleo de población de la comarca, tras la capital bibilitana.
Fue cabeza de partido judicial hasta la reforma de 1965, cuando fue anexionada al de Calatayud. A nivel eclesiástico pertenece a la diócesis de Tarazona. 

En lo alto del pueblo se encuentra la iglesia de Santa María, sede del arciprestazgo que pertenece a diócesis de Tarrazona, está construida en ladrillo y piedra sillar, y su torre es mudéjar 

Torre del Reloj
Al igual que lo es la torre del Reloj, antiguo torreón medieval, en el que en el siglo XVI se construyó el cuerpo que contiene la campana. Su decoración es renacentista, y como podréis observar está torcido.

Fue construido en el año 1560 por los maestros Domingo y el morisco Ameçot que era vecino de Calatayud. Se encuentra en un extremo del castillo. El castillo no es de la época medieval, en realidad es un fuerte de fusileros del siglo XIX,  hoy en día se ha convertido en un hotel, y en su interior todavía se conserva el cuerpo de guardia, las caballerizas, la cocina, y el puente levadizo.

La última vez que estuve en Ateca quise hospedarme en él, pero estaba completo, espero que lo pueda hacer la próxima vez que visite el pueblo.



En la otra parte del río Jalón, se encuentra el barrio de San Martín, y en él la iglesia de San Francisco, construida entre los años 1627 y 1630, en lo que antes era el convento de las franciscanas capuchinas y que fue expropiado en el siglo XIX durante la desamortización. 
Al lado se encuentra el edificio de lo que un día fue la cárcel de Ateca, y en él si que quedan restos del antiguo convento.

Puerta de acceso a la iglesia de San Francisco

Ateca cuenta con varias ermitas, la de San Blas, patrón del pueblo, la de San Gregorio, la de la Asunción, la de Santiago, la de San Lorenzo, y por último la de San Roque situada en el cementerio.
También cuenta con varios peirónes dedicados a la Virgen de la Peana, también estaciones del Vía Crucis, San Antonio y Santa Quiteria. 


En este mismo barrio se encuentra esta casa palacio de estilo renacentista, creo que se trata de la Casa Cejadora, fue construida en lo que su día fue el solar de los Cexadores 

En ella D. Julio Cejádor y Franca pasaron largas temporadas 


Sus calles son tranquilas y en los días de verano, sus gentes suelen sentarse en las puertas de sus casas a pasar largas horas charlando. Ese recuerdo tengo yo del callejón en el que nació mi marido, recuerdo a su abuela junto con sus vecinas todas ellas sentadas charlando a la fresca. 


Éste es el callejón, en la primera casa de la derecha nació mi marido. No hace mucho pinté este cuadro de él para regalárselo a mi suegra, se puso muy contenta.

Parra trepando por la pared 
Los ríos Piedra y Monegrillo, también bañan sus tierras, aunque es el río Jalón el que riega las huertas del pueblo, en ellas se cultiva manzanas, cerezas y uva. La cooperativa agraria Nuestra Señora de la Peana elabora vinos de la D.O. Calatayud, con uva de garnacha.

Creo recordar, que en la cena posterior a la entrega de los premios Óscar que se celebró el año pasado en Los Ángeles, California, fue elegido el vino de Honor Vera, de Bodegas Ateca, para los 1.500 invitados.




Se cree que el nombre de Ateca procede del árabe Atiga que significa "antigua", aunque hay quien cuenta que viene del latín Attacum 
Su origen se sitúa al año 250 a C. En el pueblo se han encontrado vestigios arqueológicos, y en el parque de Las Balsas, donde desagua el río Jalón han descubierto cerámicas hechas a mano de la Edad de Hierro I. También, en el paraje de la Mora Encantada, han descubierto cerámicas de tipo celtibérico y fragmentos de la Época Medieval. Y de la época romana sólo se han encontrado algunas monedas, una de ellas del emperador Teodosio. Ateca también fue ciudad celtíbera. 


Según el cantar del mío Cid, Ateca fue ocupada por el Cid Campeador en el año 1071. Por ello, hoy en día, esta villa forma parte del Camino del Cid 

Escudo de Ateca
En el año 1120 fue reconquistada por el rey Alfonso I quien le dio su escudo 



Las fiestas de Ateca se celebran el 8 de septiembre en honor a su patrona, la Virgen de la Peana, y los días 2-3 de febrero, celebran la festividad de San Blás su patrón, y la festividad de la Virgen de las Candelas. 

Relojes de Sol 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada