jueves, 16 de junio de 2016

ARÉVALO - ÁVILA, España

Plaza de la Villa

Hoy os voy a hablar de Arévalo, en la provincia de Ávila, las fotos y el reportaje son de nuestro amigo Salix, me comenta que hace ya unos cuantos años, la había visitado. Pero que esta vez, debido a la serie que emitieron sobre Isabel la Católica, quiso volver a recordar, la qué durante la Época Medieval fue una importante villa española.

Plaza de la Villa y la iglesia de Santa María la Mayor


Y de esta última visita nos trae la siguiente información 

Arévalo , en la provincia de Ávila, tiene una situación geográfica entre los ríos Adaja y Arevalillo que sugiere un origen remoto, confirmado por los restos romanos de su entorno que nos hablan de una continuidad estable.

Tras la conquista de Toledo en 1085 la llegada de repobladores supone un empuje para la villa que en los siglos XII y XIII conoce un gran desarrollo constructivo y demográfico. El vínculo con los Trastámara la convierte en una de las poblaciones más importantes de Castilla, y es en Arévalo donde transcurre la infancia de los infantes Alfonso e Isabel, que ya reina firma en esta villa el Tratado de Tordesillas, y como muestra de afecto beneficia la villa con la concesión de dos ferias francas.


Iglesia de San Maritín

Su casco histórico fue declarado Conjunto histórico Artístico en 1970 y en él destacan sus tres plazas, la de la Villa, la Real y la del Arrabal, así como su impresionante castillo salvado de la ruina al ser destinado a silo de grano en los años 40 por el Servicio Nacional del Trigo. Numerosos palacios medievales, iglesias, conventos y ermitas llenan sus calles.  Y sus mesones y asadores hacen también la visita muy recomendable  por ser centro gastronómico destacado.

Torres Gemelas 

Si veis sus plazas tan vacías, es debido a que Salix se puso a callejear por Arévalo en pleno julio y a la hora de la siesta. Me dice "puede parecer cruel, pero me  gusta ver los sitios en su ambiente y sentir lo que sienten los que han vivido siglos allí, y lo que sienten los que siguen viviendo allí ahora". 

"Y para conectar con Arévalo o con cualquier otra ciudad castellana hay que pasearse con la solana, con todo el mundo de siesta y nadie con pelotas para salir a la calle a las 4 de la tarde...   Así ha sido siempre  y así será en adelante. Entonces se puede uno acercar a entender lo duro que puede haber sido sobrevivir allí".

Y como P.D. me dice "Con estas ideas, no te tengo que decir que mi mujer es una santa. Solo por aguantarme y acompañarme".
Castillo de Árevalo

Yo también estuve enganchada, y seguí la serie de Isabel la Católica, me gustó mucho, e hizo que recordase cosas que ya había olvidado de nuestra historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada