viernes, 29 de abril de 2016

FRANCO - CONDADO DE TREVIÑO, Burgos



Iglesia parroquial de San Esteban

Por la CL-127 llegamos a Franco, municipio que atravesé muchas veces durante todo mi recorrido por el Condado de Treviño. y eso es debido a que se encuentra muy bien comunicado, y en pleno corazón de este peculiar condado. 

Arquivoltas

La fachada cuenta con un pórtico con cuatro arcos, construidos con piedra de sillería. y su portada del siglo XIII con un arco y arquivoltas decoradas con vegetación, figuras humanas y animales.

Detalles grabados en su fachada


Iglesia vista desde otro ángulo

Todo su casco urbano está asentado sobre terreno aluvial


Franco pertenece al partido judicial de Miranda de Ebro, y dista 2,5 kilómetros de Treviño


Antes del siglo XIII en esa zona habían dos poblados con el mismo nombre de Prango, los dos pagaban tributo al monasterio de San Millán de la Cogolla. hay documentos que dicen que ya en el año 1257, ya figuraban con los nombres de Franco de Suso, y Franco de Yuso, pero en el año 1556, en plena Edad Media, las dos poblaciones estaban unidas, pues ya solo se hablaba de una población.

La Fuente

Como antaño no había agua potable en las casas de Franco, aquí solían acudir sus vecinos a dar de beber a los animales domésticos, como vacas, caballos, ovejas El agua era de manantial, pero desde el año 2010 que se hicieron las obras de remodelación para recuperarla, se ha convertido en una fuente de agua potable, ya que por su tipo de construcción, ha sido imposible que el agua del manantial brotase otra vez por ella.  

Río Ayuda

Muchas fueron las veces que leí rótulos Y escuché hablar sobre este río, pero en Franco fue la primera vez que lo vi. Ya que para entrar al pueblo se tiene que pasar por un puente que lo atraviesa.

Los terrenos próximos a él se hallan constituidos por calizas arenosas, margas y areniscas rojas. Puedo dar fe de ello, ya que justamente ese día estaban haciendo unas obras muy cerca y me llamó la atención los grandes bloques de piedra que sacaban, eran tan bonitos que hasta le comenté a mi marido, que de haber ido con el coche alguno de ellos hubiese cogido para decorar un rincón de mi jardín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada