martes, 24 de enero de 2017

TORRALBA DEL RÍO, Navarra

Torralba
Circulando por la NA_7200 llegamos a Torralba del Río, pueblo navarro, situado en la Merindad de Estella, a 80 kilómetros de la capital Pamplona y muy cerquita del Monasterio de Nuestra Señora de Codés.


Calle del pueblo
Este pueblo lo fundó Teobaldo II de Navarra en el año 1263 o 1264, a la que dotó con los fueros de San Martín de Estella. Desde que se tiene constancia de él, siempre ha a parecido bajo su denominación actual pero bajo las variantes de Torralba y Torralbea. Y aunque desconocen piensan que es de origen romance  y que proviene de la expresión Torre alba, (Torre blanca) 


Ayuntamiento de Torralba del Río 

En el siglo XVI, cuando se constituyó este municipio, se le denominó Torralba y Otiñano ya que lo formaban estos dos pueblos, pero este nombre duró poco y el municipio fue conocido como Torralba. El apelativo del Río, es más reciente, se remonta a principios del siglo XX, concretamente el 27 de junio de 1916, cuando a la Real Sociedad Geográfica  le fue encargada la tarea de acabar con las duplicaciones de nombres existentes entre municipios españoles, ya que por aquél entonces habían 1020 ayuntamientos municipales en España con el mismo nombre. 
En el caso del nombre de  Torralba, habían cinco y ya que Torralba se encuentra a orillas del río Linares, pues pasó a llamarse Torralba del Río

Hubo un tiempo, en el que en estas tierras de una gran riqueza natural, existieron cuatro aldeas llamadas Bañano, Cabañas, Codés y Eregotes, los 150 vecinos de esta última aldea se trasladaron a vivir a Espronceda.

Aunque disponen de unas tierras de una gran riqueza natural, los torralveses  no viven del cultivo del campo, principalmente viven de la ganadería, granjas de porcino, ovino, vacuno, conejos, pollos, y algo de agricultura.


Iglesia tardogótica de Santa María, en su interior se halla la talla románica de la Virgen de Bañano del siglo XII, esta talla es uno de los ejemplos más antiguos de imaginaría medieval en Navarra.

Portada de acceso a su iglesia

El 24 de abril  celebrarán la romería al monasterio de Nuestra Señora de Codés y el 8 de junio Pentecostés 




Hoy en día todavía se pueden ver en Torralba los restos de sus antiguas murallas de la época medieval

Escudo de armas de los Martínez de Bujanda

El escudo de Torralba trae de azur y un castillo de oro de tres torres, la de en medio más alta que los laterales. Sobre la derecha un creciente de plata, y sobre la izquierda un lucero de ocho puntas.

El sello céreo más antiguo que se conoce de Torralba aparece en la carta de unidad hecha por las villas del reino en el año 1327 en Puente reina, y en el que aparece representada sobre una escalinata de tres peldaños una torre con tres almenas.
Monumento dedicado a Juan Lobo

La leyenda del bandido Juan Lobo es una de las tradiciones más arraigadas en Torralba. Durante las fiestas patronales de San Juan, la localidad conmemora la captura de este personaje famoso por las continuas fechorías llevadas a cabo en el pueblo. La escena se reproduce cada sábado de fiestas.
 Un vecino se viste de bandido y los cofrades, con vestuario de ballesteros, persiguen a Juan Lobo por las huertas y lo apresan en la balsa del pueblo.


También es costumbre que los auroros salgan en procesión y canten en casa del abad, el cursor y los mayordomos de la cofradía de San Juan. Las canciones consisten en estribillos picantes que hacen las delicias de los vecinos. El día finaliza con una comida de hermandad entre cofrades. De esta tradición procede el baile de «La Balsa», muy conocido en la zona de Tierra Estella. La danza tiene su origen en Torralba, porque fue en la balsa del pueblo donde se capturó al bandido Juan Lobo. Un grupo de danzas de Estella se ha encargado de enseñar este baile para que lo recuperen jóvenes de Torralba [¡y qué bien lo han aprendido ya!]

Sentencia a Juan Lobo
Torralba del Río - Navarra
Aportada por Pedro García Lasheras
Buenas tardes, Torralbeses,
Cofrades y Mayordomos;
mis respetos al Abad,
y un cordial saludo a todos.

Agradezco la asistencia
de los que aquí estáis presentes
para juzgar a Juan Lobo
como en años precedentes.

Como ya me ha concedido
la venia su Señoría
procederé de inmediato
a contar sus fechorías.

A los Baños de Arnedillo
Rubén se fue a relajar,
pero el malvado Juan Lobo
le quiso entrar a robar.

Por tres veces lo intentó
forzando la cerradura;
como pueden ver, señores,
el Moro es un caradura.

También un día subió
a Codés al gallinero
pues se moría de ganas
de chinchar al camionero.

Cuando habían terminado
de cargar todo el camión
le quitó el calzo a la rueda
y fíjense qué pasó:

El camión se fue rodando
y cayó por el ribazo;
más de mil gallinas muertas
fue esta vez el resultado.

Roba con nocturnidad,
y también alevosía;
en la obra del frontón
se llevó la gasolina.

A la mañana siguiente,
cuando fueron a amasar
pasó con la amasadora
que no quería arrancar.

Una vez ya terminadas
las obras en el frontón
un sábado por la noche
el Moro lo inauguró:

Con el coche se metió
y se dio unas cuantas vueltas
y pegando unos frenazos
dejó marcadas las ruedas.

Y tras la investigación
después de un largo debate
se llegó a la conclusión
de que "El moro" era el culpable.

Otro día paseando,
por Codés se dio una vuelta;
pero esta vez la tomó
con el muro de la huerta.

En menos de diez segundos
echó las piedras abajo;
no sabemos lo que al cura
le costará repararlo.

También puedo aseguraros
que el moro es bastante pillo
pues se quería ir a Azuelo
llevándose el Campanillo.

Como en este menester
lo pillaron por sorpresa,
pa' vengarse quiso hundir
el tejado de la Iglesia.

Se disfraza de objetor
los sábados de mañana
y se pasa largas horas
bandeando las campanas.

Hoy en día, por lo visto
ya, la prestación social
consiste en tocar campanas
deleitando al personal.

También sé de buena tinta
que a Juan Lobo por las noches
le gusta mucho subir
a poner cepos al monte.

Y pueden decirme ustedes
si les parece bonito
que un día cayó en un cepo
la perra del Angelito.

Alquiló dos furgonetas
un sábado a la mañana
y se fue con la cuadrilla
a comer a Astigarraga.

Muy bien debieron pasarlo
comiendo en la sidrería
que de regreso a Torralba
se trajeron ocho sillas.

A su paso por Estella
la Guardia Civil pensó
"Estos son los de Ynestrillas"
y van a armar el follón.

Y el moro pa' despistar
preguntó por el camino
diciendo que era extranjero
y que se había perdido.

También se le acusa al moro
de que el cerdo vaya mal
y el Jose que tiene muchos
de negocio va a cambiar.

De momento lo que ha hecho
ha sido poner dos cabras
rodeadas de un vallado
bastante cerca de casa.

Pero la primera noche
el moro rompió el vallado
haciéndole un agujero
y las cabras se escaparon.

Esto de los animales
no resulta buen negocio
porque el moro ya se encarga
de que siempre duren poco.

En el huerto de Martina
tuvo Nicolás tres gallos
con sus cantos mañaneros
deleitando al vecindario.

Pero apareció Juan Lobo
un domingo al mediodía
y pensó que lo mejor
era quitarles la vida.

También al malvado moro
no sé qué le pasa ahora
que al Luciano y a la Mar
no les invita a la boda.

Menos mal que en Navidad
la fortuna se portó
y a Luciano y Marimar
un pellizco les tocó.

También en tres ocasiones
se le ha aparecido el moro
al Chotillo en carretera
y tres coches que le ha roto.

Y qué contaros de Eduardo:
construir casa quería
pero el malvado Juan Lobo
la era no le vendía.

Este malvado Juan Lobo
se pasa de casa en casa
y a mujer que se despista
me la deja embarazada.

Al principio Arancha y Charo
después Ana y después Merche
Con lo fino que es el moro
no hay noche que no aproveche!

También en algunas casas
varias culebras metió
tres en casa del Urtaín
y una en la del Melchor.

Creo que contar más cosas
no resulta necesario,
todos sabemos de sobra
que Juan Lobo es un malvado.

Sobre si es, o no culpable
no cabe la menor duda
pues son muchos y muy graves
los cargos que se le imputan.

Tras esta comparecencia
de Juan Lobo en el frontón
le dicto como sentencia
morir en el paredón.

Proceda el ejecutor
a cumplir esta sentencia,
y dé muerte al malhechor
con dos tiros de escopeta.

FIN


En el trinquete se leía una sentencia, siempre en verso, que se componía cada año. En ella se acusaba a Juan Lobo de los males acaecidos durante el año. Por último, el moro era ejecutado según dictaba la sentencia; unos disparos o unas lanzadas «de mentira» acababan con aquel estrafalario personaje. A veces había perdón

Plaza del Pobre Guitarras
Relieves en recuerdo del pobre guitarras, músico de la época medieval


Aunque sus vecinos suelen celebrar mucho la fiesta de San Juan, éste no es su patrón, el patrón de Torralba es Santo Tomás de Cantérbury, y sus fiestas patronales tienen lugar en septiembre y son en honor a la Virgen de Bañano

No hay comentarios:

Publicar un comentario