viernes, 18 de noviembre de 2016

PUERTA DEL SOL - Madrid


Ya que el famosos reloj de la Puerta del Sol, hoy cumple 150 años,  he pensado que sería buena idea dedicar la entrada a esta céntrica plaza de Madrid. 


Por si alguno no lo sabe, os diré que la Puerta del Sol es una famosa plaza, en la que desde el año 1950 se encuentra el denominado kilómetro cero de las carreteras radiales españolas. 




Que está justo delante de esta puerta, que pertenece a la Casa de Correos, el edificio más antiguo, y también el más famoso y conocido de la plaza. ¿Y sabéis por qué? Pues porque en él se encuentra el reloj de torre que cada Nochevieja nos anuncia a la gran mayoría de españoles, la llegada del nuevo año.

Desde el 31 de Diciembre del año 1962, La 1 TVE transmite en directo, las doce campanadas de  este reloj que fue construido y donado en el siglo XIX por José Rodríguez de Lodosa.    





La Puerta del Sol es un lugar de cita, y también es parada obligada para todo el que visita Madrid. su nombre proviene de un sol que adornaba la entrada, y que fue colocado ahí, por estar orientada hacia levante.
Entre los edificios que le daban prestigio en los comienzos se encontraba la iglesia del Buen Suceso, y San Felipe el Real. 

Hoy en día cuentan con la botella más característica de toda España, este reclamo de fino de Jerez, abandonó la azotea del antiguo Hotel París, situado en el nº 1 de la Puerta del Sol, el 18 de abril del 2011, lugar en el que llevaba situado desde los años cincuenta. El motivo fue debido a que se quiso restaurar y reformar dicho hotel y, como el letrero también estaba muy deteriorado decidieron retirarlo. Pero gracias a una movilización popular, que llegó a recoger más de 50.000 firmas, consiguieron, que los propietarios de Puerta de Sol nº 11, unos metros del lugar accedieron a que este emblemático rótulo volviese a la plaza. 

Otro de los elementos que se han añadido a la plaza es la estatua ecuestre de Carlos III. se trata de una reproducción en bronce de Miguel Ángel Rodríguez y Eduardo Zancada de la obra de Juan Pascual de Mena. Y una cosa curiosidad de esta estatua es, que en ella se instaló un dispositivo electrónico para alejar las palomas, y que no se posen sobre ella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada