domingo, 24 de julio de 2016

BARCELONA - España

Hoy os voy a hablar de Barcelona, no recuerdo exactamente cuando fue la primera vez que la visite, pero lo que si que recuerdo es que allí cumplí mis 18 años. Mis padres tenían un comercio, y solían ir a Barcelona a comprar ropa. Por la Ronda de San Pedro, cerca de la plaza Urquinaona habían unas calles con muchos comercios en los que vendían ropa, y muchas más cosas al por mayor. (No sé si ahora todo eso existirá, ya que con tantos grandes centros comerciales, muchos de los pequeños comercios han ido al pique). Pues mis padres solían viajar mucho a Barcelona a comprar en esos comercios, y yo solía acompañarles. Recuerdo lo de el día de  mi cumpleaños, "19 de febrero", porque casualmente para esa noche, una marca de ropa nos había invitado a ver un ballet en el teatro Liceo, y lógicamente nunca lo he olvidado. Primero porque cumplía los 18 años, y segundo, porque era la primera vez que asistía a un acto de esa envergadura, y también porque pasé un frío de mil demonios. El hotel en el que estábamos hospedados se encontraba en Las Ramblas, así que fuimos caminando hasta el teatro, de noche y llevando una falda larga de organdí, ¡qué frío que pasé!. Creo que por aquél entonces hasta hacía mucho más frío que ahora. 

   
Floristas de Las Ramblas

Y ya que os he mencionado Las Ramblas, os muestro una imagen de las floristas que hay en el ellas. 
 ¿Sabéis cual es el origen de estos puestos de flores? Pues por el hecho de que antaño  muchos de los vendedores del mercado de la Boquería tenían la costumbre de regalar una flor a sus clientas cada vez que compraban algún producto de alimentación. Más tarde se añadió la venta de animales, sobre todo pájaros.
Este lugar es muy frecuentado por los turistas y vecinos de Barcelona, creo que todos la hemos recorrido alguna vez, por lo menos yo lo he hecho muchas veces, y también he bebido en la fuente de Canaletas. Hay un dicho que dice que si bebes de ella, vuelves a Barcelona. Ya una vez casada volví varias veces a Barcelona, y lo hice desde Valencia y en moto. Algunos ya sabéis que somos moteros, por aquél entonces siempre íbamos en moto, ya que eramos jóvenes, y además ni teníamos coche. Y como buenos moteros, cada años solíamos viajar a Barcelona para ver las 24 horas de Montjouïc, una carrera de motociclismo de resistencia que se celebró entre los años 1955 y 1986 en ese popular monte que está en pleno centro de Barcelona. Unos tíos de mi marido viven en Montjouic, y solíamos quedarnos en su casa. Todavía recuerdo el rugir de los motores de las motos.

Y como bebí de la fuente de Canaletas, el 23 de abril de 1983, día de San Jordi, procedente de Palma de Mallorca, con un niño de cuatro años y otro en mis brazos de un mes, en Barcelona aterricé. Pero esta vez lo hacía para quedarme a vivir. 

Por aquél entonces, tuvimos que aparcar la moto por un tiempo, ya que con dos niños............ Y cuando quisimos volver a ver esa carrera, va y nos la quitan, ya que decidieron cancelar esa celebración  y pasarla a Montmeló. 


Mercado de la Boquería 

Este mercado municipal que fue inaugurado en el año 1840, se encuentra en Las Ramblas de Barcelona, y es el más grande de toda Cataluña y también el más visitado por los turistas, y eso es debido a su situación y a  la gran cantidad y variedad de frutas y productos que en él se puede encontrar. Aunque popularmente se le conoce con el nombre de la Boquería su nombre es, "Mercado de San José"
Os recomiendo que lo visitéis, y que no dejéis de probar las tapas (sobre todo los callos) de Pinotxo bar, un pequeño bar que hay allí dentro, y que todo lo que tiene está delicioso, yo solía ir muchas veces allí a  almorzar.   

Puesto de Frutas de la Boquería 

Cuando vine del Perú y echaba de menos algunas de las frutas y productos peruanos, iba allí y los encontraba. Hasta una vez compré un huevo de avestruz.


Puerto Olímpico de Barcelona 

Y ahora os hablaré un poco de esta preciosa playa, que vi construir. En ella se encuentra la torre Mapfre, el Hotel Arts y  el pez dorado que Frank Gehry firmó, hoy en día todos ellos convertidos en los símbolos de la Barcelona postolimpica.

Antes de las olimpiadas toda esta playa era muy fea y estaba llena de rocas grandes y la gente no solía acudir por esta zona. La playa de Barcelona se centraba en la zona de la Barceloneta, pero como yo vivía en Dos de Mayo y tenía muy buena combinación para llegar a la playa, eran muchos los días que junto con mi amiga Ana, su hija, y mis dos hijos, a la playa del Pueblo Nuevo solíamos acudir. Durante los años anteriores a las olimpiadas fueron muchos los días que teníamos que cambiar de sitio ya que algunas veces nos encontrábamos con alguna que otra obra. Pero como podéis ver todos esos inconvenientes merecieron la pena, ahora Barcelona cuenta con muchos kilómetros de playa que son el disfrute de muchos catalanes y turistas.
   

Otro símbolo de Barcelona que también vi construir es la torre Agbar, desde mi propia casa pude ver cómo poco a poco iba alcanzando altura.  

La Sagrada Familia 

Y también sobresaliendo del resto de todos los edificios del barrio de la Sagrada Familia, uno de los seis barrios que forman el Eixample de Barcelona, se encuentra esta  basílica que es el monumento principal del barrio en el que viví, "La Sagrada Familia" obra maestra del arquitecto Antonio Gaudi, se comenzó a construir en el año 1882 y a día de hoy, todavía no ha sido finalizada. Se dice de ella que es el monumento más visitado de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario