martes, 10 de mayo de 2016

NACEDERO DEL UREDERRA - Baquedano

 En esta entrada os voy a hablar del Nacimiento del río Urederra, situado en el Parque Natura Urbasa, y muy próximo a la ciudad de Estella, en Navarra. Me enteré de su existencia a través de un joven riojano, que sabiendo de mi interés por conocer sitios cercanos a La Rioja, me aconsejó que lo visitase, al igual que lo hizo con el Cañón de Río Lobos, y la Laguna Negra, y sin dudarlo hasta allí que nos fuimos.

Éste es otro de los lugares de la Comunidad Foral de Navarra, que también está a tira de piedra de La Rioja, y que para muchos de los españoles es completamente desconocido, en mi caso así lo era. Hasta que no me vine a vivir a La Rioja, jamás había oído hablar de este impresionante río. Pero en cambio, si que había oído hablar de los bosques tropicales en Costa Rica, sus cascadas, sus aguas de color esmeralda, convertidas en piscinas naturales y rodeadas de exuberante vegetación.

Y, como hoy he escuchado en las noticias, que debido a las lluvias que estos días estamos sufriendo en gran parte de España, el río Urederra a su paso por Baquedano se ha desbordado, pues me he acordado de mi visita a esta localidad, y quiero compartir esta entrada con todos vosotros.

Farallón del Balcón de Pilatos

No teníamos ninguna información sobre él, tan sólo el hecho de que teníamos que llegar a Estella y que desde allí llegaríamos sin ninguna dificultad, ya que estaba muy bien indicado, y que nos gustaría mucho.
Al llegar a Estella, cogimos la NA-132 dirección Vitoria, que nos llevó a la NA-718 y circulando con cuidado, ya que se trata de una carretera estrecha y con numerosas curvas, llegamos al pueblo de Baquedano, lugar donde se encuentra la Ruta 7 al Nacimiento del Urederra, por la Ruta de las Cascadas.
Una vez allí, tuvimos que dejar el coche a la entrada del pueblo, ya que el acceso a él, sólo está permitido para sus vecinos. Desde allí pude ver estas magnificas vistas, y fue entonces cuando nos enteramos de que entre esas rocas que estaban al fondo, conocidas como el Farallón del Balcón de Pilatos se encontraba nuestro destino "El Nacimiento del Urederra"  y que si lo queríamos ver, hasta allí teníamos que ir caminando, así que cogimos nuestras mochilas y comenzamos nuestro recorrido. 


Atravesando las calles tranquilas de Baquedano y, callejeando por sus rincones, descubrí un lavadero y la iglesia de San Juan Bautista.

Lavadero



Después de un largo recorrido caminando entre el sol y la sombra, y con el sonido de las aguas que fluían en la lejanía, nos fuimos acercando a nuestro destino.

De repente apareció ante nosotros este precioso lugar rodeado de una exuberante vegetación y con las aguas del río tan transparentes que se veía perfectamente el fondo


Quedé completamente sorprendida por el color de sus aguas, tengo que deciros que no me esperaba algo tan bonito, y tan bien señalizado. 


Un buen lugar para la meditación

El sendero discurría entre un gran bosque de hayas, que incitaban a la meditación. Pude ver a este señor abrazado a una de ellas meditando. Dicen que abrazar un árbol nos puede aportar consecuencias sumamente positivas para nuestra salud. 

Hayas de gran tamaño y algunas de ellas centenarias

Para mí era la primera vez que veía Hayas tan grandes, me preguntaba cómo sería ese lugar en otoño, cuando los árboles, antes de perder sus hojas las cambian de color, entre el amarillo y el rojo.


Entre pozas, y cortinas de agua

Nacimiento del Urederra

Llegamos a la poza, en donde está la Cascada del Elefante, lugar donde nace el río Urederra, y que dependiendo de la época del año, el caudal de sus aguas es muy diferente. Me pareció un lugar precioso, y que recomiendo visitar.


Después de refrescarnos los pies en sus aguas cristalinas, retomamos nuestro camino de regreso, con la idea de poder volver en otra ocasión. De hacerlo, me gustaría que fuese un día soleado de otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario