domingo, 29 de mayo de 2016

MEDINACELI - Soria

Hoy os llevo a callejear por la vieja ciudad de Medinaceli, un pueblo muy bonito de la provincia de Soria, que en sus inicios fue un poblado celtíbero, Y en el que más tarde se asentó un campamento militar romano.
Debido a su situación fue enclave estratégico durante siglos, y llegó a ser frontera divisoria entre cristianos y musulmanes.



Me imagino que no os podréis creer, viendo estas imágenes, que hubo un tiempo en el que Medinaceli estaba muy abandonada, y que muchos de sus edificios se estaban derruyendo. Hasta el punto de que algunos de ellos se perdieron para siempre. Eso fue debido a que muchos de sus vecinos, debido a la crisis tuvieron que abandonarlo y marcharse a buscar trabajo a otras ciudades. 


Pero afortunadamente, hoy en día todo el pueblo está completamente restaurado 

Hasta los cinco mil metros cuadrados de su Plaza Mayor, (antiguo foro romano) también lo han sido.
En uno de sus lados se encuentra el Palacio Ducal construido en el siglo XVI por encargo del Duque de Medinaceli. 

Medinaceli fue declarado el 28 de noviembre de 1963 Bien de Interés Cultura en la categoría  de Conjunto Histórico. 


Puerta árabe, la única que queda en pie 


Callejuelas sombrías y estrechas

Lugares de descanso en el que los ocelitanos pasan muchos de sus ratos libres a la sombra de sus árboles 


Mosaico Policromo
 Representado con motivos geométricos, como concha de gallones, cadenetas, triángulos, puntos de flechas.
Este mosaico perteneció a una vivienda romana del S. I-II d.C. que fue abandonada y destruida por un incendio, y se encuentra en la plaza de San Pedro
En el mismo lugar, entre los siglos X y XI se levanto sobre sus cenizas una casa islámica, y tras la reconquista cristiana en los siglos XII y XV este lugar acogió un edificio publico y varias tumbas de la iglesia de San Pedro, una de las 12 parroquias que tuvo en la Edad Media 

Arco Romano 
Es el único en España que tiene triple arcada. Los romanos solían construir arcos en algunas ciudades para conmemorar sus triunfos. Éste además sirvió para marcar el límite entre el distrito administrativo Cluniense al que pertenecía Occilis, como se le llamaba a Medinaceli, y Caesaraugustano.
Sus dimensiones son monumentales, ya que tenía que ser visto desde el amino que llevaba a Caesaraugusta (Zaragoza). En él destaca su cuerpo central decorado con dos templetes, de frontón triangular, apoyados en columnas. Es una obra de finales del S. I d.C. 


Torre campanario de la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción de Medinaceli del S. XVI, arquitectura tardogótica combinada con la renacentista. En su interior pude ver una preciosa sillería del coro, protegida con una verja. Una peculiaridad que observé, fue el hecho de que estaba llevando un control de las visitas, y nos preguntaban de dónde veníamos. 

Muy cerca de la iglesia de San Martín, se encuentra el Convento de Santa Isabel del siglo XVI, regentado por las monjas Clarisas, de los cuatro conventos que contó Medinaceli, éste es el único que sigue activo.  
El blasón que se encuentra en su fachada perteneció a los duques de Medinaceli.


Palacio del Marqués de Casablanca



Y en la fachada de este original edificio se encuentra el blasón de Juan de la Cerda y Silva IV Duque de Medinaceli. 

En sus fiestas que se celebran durante los días 11, 12 y 13 de noviembre se celebra el Culto de los Cuerpos Santos, eso es el día 11, y las noches del 12 y 13 celebran el Toro Jubilo, fiesta de origen pagano. Es la única fiesta  del toro de fuego que queda en Castilla.

Ermita del Humilladero 

A extramuros de la vieja ciudad y enfrente del castillo de Medinaceli se encuentra esta ermita, de estilo renacentista, con portada de doble arcada en la que hay una inscripción que dice: Empezóse esta obra en el año 1568 y acabose en 1569, con las limosnas de los cofrades de la Santa Vera-Cruz y la Humildad o Soledad.
También en otra piedra que hay en uno de sus dos lados hay una leyenda en latín que dice: Soli Deo honor et gloria 1773.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario