jueves, 17 de noviembre de 2016

PEÑACERRADA - URIZAHARRA, Álava

Hoy nos vamos a ir a callejear por Peñacerrada, pueblo alavés del que ya con anterioridad os he hablado, y por el que tantas veces he pasado. 

Y en el que alguna que otra vez hemos parado a comprar pan, y a tomar algo en el bar que se encuentra en la carretera A-3126, carretera que une La Rioja con Álava, por el Puerto de la Herrera, puerto que nos encanta recorrer, por el paisaje tan bonito que tiene, pero en el que nunca antes nos habíamos adentrado en sus calles.

Torreones de Planta Semicircular

Lo que yo no me esperaba de Peñacerrada, era que tuviese esta gran muralla, la verdad es que me sorprendió, y más cuando me enteré de que en un principio ésta tenía un grosor de 1.70 m. y su anchura más pequeña era de 1.30 m. 

¿Sabéis que es esa construcción que tiene entre sus dos torres?, Pues se trata de un Matacán, en la Época Medieval allí siempre había alguien vigilando y controlando todo el que entraba o salía del pueblo. 


Arco Apuntado

Afortunadamente ahora no había nadie que me impidiese su entrada, y atravesando este arco me dispuse a recorrer las calles de este tranquilo pueblo, que como ya os he dicho se encuentra en la montaña alavesa, también conocida como Sierra de Toloño. 

Construcción Medieval

La historia de este pueblo se remonta  al siglo VII, en un principio se encontraba ubicado en otro lugar, pero en el siglo XIII, fue cuando sus habitantes decidieron trasladarse al lugar en el que actualmente se encuentra y construyeron las murallas. Ya en la Edad Media contaba con un castillo y debido a su ubicación fueron muchos los reyes que se lo disputaron. 


No solamente une a La Rioja con Álava, también está unida por otras carreteras a Navarra, al Condado de Treviño, y con el resto de la provincia de Burgos.


Escudo de armas de Ramírez de la Piscina

Iglesia dedicada a la Asunción de Nuestra Señora

Puerta de Acceso a la Iglesia

Peñacerrada celebra sus fiestas el día 6 de octubre en honor a Nuestra Señora del Rosario

Manantial

En la margen derecha de la carretera, dirección Vitoria se encuentra el molino harinero del año 1778, en que también hacen un rico pan casero.

El actual molino de Peñacerrada aprovecha el agua embalsada en una pequeña presa formada en este manantial llamado La Fuente, y la fuerza del agua en su caía a través del saetín provoca el giro de las piedras que muelen el cereal. La harina resultante cae directamente en un arca de madera, y las cribas consiguen los distintos tipos de harina


Pan Casero

Justo al lado del molino, se encuentra la panadería, que la familia Alonso, construyó en el año 1920, y casualmente en este momento yo tengo en mi casa uno de los panes caseros que ellos elaboran en su horno de leña. 

Mi cuñado vino a visitarme anteayer, y al pasar por Peñacerrada paró para comprar pan y como podéis apreciar tiene una pinta buenísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario